Seguridad de la Radiación

¿Qué son los rayos-x y qué hacen?

Los rayos-x son formas de energía radiante, como la luz o las ondas de radio. A diferencia de la luz, los rayos-x pueden penetrar el cuerpo, lo que le permite al radiólogo tomar imágenes de las estructuras internas. El radiólogo puede ver estas imágenes en una película fotográfica, en un televisor o en una computadora.

Los exámenes de rayos-x proporcionan información valiosa sobre su salud y juegan un papel importante en ayudarle a su médico a hacer un diagnóstico preciso. En algunos casos, los rayos-x se utilizan para ayudar con la colocación de tubos u otros dispositivos en el cuerpo o con otros procedimientos terapéuticos.

Medición de la dosis de radiación

La unidad científica de medida de la dosis de radiación, comúnmente conocida como la dosis efectiva, es el milisievert (mSv). Otras unidades de medida de dosis de radiación incluyen rad, rem, roentgen, sievert, y gray. Debido a que los diferentes tejidos y órganos tiene niveles distintos de sensibilidad a la exposición de la radiación, el riesgo de radiación real de un procedimiento de rayos-x a las diferentes partes del cuerpo varía. El término “dosis efectiva” se utiliza para referirse al riesgo de radiación promedio en todo el cuerpo.

Según la Agencia de Protección Ambiental, la mayoría de personas en los Estados Unidos reciben una dosis anual de radiación de 360 milirem (una medida de la exposición a la radiación). Alrededor del 80% de esa cantidad de exposición proviene de fuentes naturales tales como el suelo, las rocas, el gas radón, los cuerpos humanos o viajes en avión. Los procedimientos de diagnóstico por imágenes típicamente representan sólo el 20% de la exposición anual del estadounidense común.

Riesgos a la exposición de radiación asociados a los procedimientos típicos de imágenes

Imágenes de resonancia magnética (MRI): La resonancia magnética NO utiliza rayos-x ni otras radiaciones ionizantes para tomar las imágenes de los pacientes.

Ultrasonido (US): El ultrasonido NO utiliza rayos-x ni otras radiaciones ionizantes para tomar las imágenes de los pacientes.

Rayos-x: Una pequeña dosis de radiación se utiliza para realizar la mayoría de los exámenes de rayos-x. Por ejemplo, una radiografía típica de tórax expone al paciente a la misma radiación que se recibe cuando se atraviesa el país en un viaje de avión.

Mamografía: Una pequeña dosis de radiación se utiliza para llevar a cabo este estudio – casi igual a la radioactividad que su cuerpo produce naturalmente cada año.

Tomografía computarizada (CT): La tomografía computarizada requiere más radiación que los exámenes de rayos-x convencionales; sin embargo, ofrece imágenes más detalladas. La exposición total de radiación varía significativamente según el procedimiento de tomografía computarizada. Una tomografía computarizada típica del tórax es comparable a la exposición de radiación por gas radón que recibe naturalmente un estadounidense común en su casa.

Tomografía por emisión de positrones (PET): La tomografía por emisión de positrones utiliza pequeñas cantidades de materiales marcados con isótopos radiactivos que se inyectan para identificar el área del cuerpo a estudiar. La dosis de radiación varía según el procedimiento.

Para más información sobre temas de discusión con su médico, radiólogo o técnico, por favor visite nuestra página de preguntas sobre imágenes y precauciones.

Riesgos a la exposición de radiación asociados a los procedimientos típicos de imágenes

Según cálculos recientes, una persona promedio en los EE.UU. recibe una dosis efectiva de aproximadamente 3mSv por año de materiales radiactivos naturales y radiación cósmica de la atmósfera. Estas dosis naturales “ambientales” varían en todo el país.

¿Qué es la Acreditación del Colegio Americano de Radiología (ACR)?

La Acreditación del Colegio Americana de Radiología (ACR por sus siglas en inglés) es reconocida como el estándar de oro en imágenes médicas. Los pacientes preocupados por la seguridad de la radiación, deben buscar instalaciones que tengan los sellos de acreditación del ACR.

La acreditación del ACR garantiza el cuidado más alto en cuestiones de radiación. Lo que significa que:

La instalación se ha sometido a un riguroso proceso de evaluación y cumple con las normas aceptadas a nivel nacional de seguridad del paciente y calidad de la imagen.
El personal está bien capacitado para llevar a cabo su procedimiento de radiación e interpretar imágenes médicas.
Todo el equipo es evaluado por un experto en imágenes médicas que verifica que el equipo funciona correctamente, toma imágenes óptimas, y utiliza los niveles de dosis de radiación adecuados.

La acreditación del ACR demuestra el compromiso de su médico con la calidad del servicio y la seguridad del paciente. Durante más de tres cuartos de siglo, el ACR ha dedicado sus recursos para hacer que las imágenes sean seguras, eficaces y accesibles para quienes las necesitan. El ACR es el órgano de acreditación de servicios de imagenología más antiguo y con más experiencia, y se compone de médicos, físicos y expertos en tecnología radiológica.